Gracias Jorge!

Posteo del Padre Alejandro Puiggari en Facebook

En estos días Facebook debe ser testigo incansable de lo que un buen sacerdote significa para la Iglesia y para toda la gente…

Estarán quienes rescatarán a Jorge Truco persona, amigo, creyente, catequista, compañero, hermano, padre…

Se rescatará su humildad, su sabiduría… su alegría, su escucha… su capacidad para trabajar en equipo, su pragmatisno para simplificar lo complejo y poner en marcha los sueños…

En estos días muchos testigos tendremos de un creyente peregrino, profundamente humano, apasionadamente comunitario, que gusto de priorizar la catequesis de adultos sin perder el corazón y la simpleza del niño…

Todo esto y mucho más seremos testigos en estos días en las redes, entretetejendo un Magnificat federal y eclesial, donde misteriosamente en conviven el dolor y orfandad con la serena alegría Pascual y certeza de una fe que mira a un cielo psra seguir andando nomas en esta tierra en la estamos llamados a hacer un poco de lío para ser socios activos de una fe encarnada que gusta de ser pueblo y hermanos de todos…

Pero, Jorge, con el peligro de parecer autorreferencial, déjame personalmente decirte GRACIAS!!!

Porque en Vos Dios regalo un ladero de lujo, para juntos animar estos dos bendecidos pulmones de la Catequesis Nacional, la Junta y el ISCA.

GRACIAS por hacer tan fácil el caminar juntos privilegiando siempre la Comunión…

GRACIAS por esta experiencia de estos años de hacer realidad lo sinodalidad en cada discernimiento, sueño y proyecto…

GRACIAS por tu mirada realista, tu consejo de hermano y amigo, tu opinión lejos de toda obsecuencia, tu sana obsesión por hacer la transparencia, tu permanente búsqueda por incluir, tu artesanal manera de acompañar sin invadir y de simplificar aquello que torpemente empezábamos a enredar…

GRACIAS JORGE por el llamado telefónico diario, la rapidez en responder el WhatsApp ante una consulta o texto a revisar, la permanente vocación de tender puente y acuerdos entre la JUNTA NACIONAL y el ISCA.

Te voy a extrañar… te va extrañar quien me suceda en el ISCA como Rector.

Todavía no caigo… me parece un sueño, una pesadilla.
Me quedo con lo conversado por teléfono el sábado cuando te llame desde el Santuario de la Virgen del Valle en Catamarca. «Encomendame a la Virgen me pediste»… y si lo hice.

Hoy soy yo el que te pide… encomendamos a todos los que tenemos este metejon incurable por la catequesis a la Madre y a tantos amigos del cielo.
Para que tomemos lo más lindo de Vos para seguir al Único MAESTRO y como te gustaba decir, robándole letra al beato Angelelli, porque a pesar del dolor «HAY QUE SEGUIR ANDANDO»…